Investigación en medicina manual: Osteopatía basada en pruebas

Hace un par de meses empecé una serie de posts dedicados a la investigación en medicina manual. En ellos quisiera abordar las dificultades y los retos que se presentan a cualquier investigador en este campo. El objetivo es crear entre todos un debate que nos permita dar pasos adelante hacia esta necesidad insalvable: Investigar.

Pienso que este debería haber sido el primer post de esta serie ya que, más que entrar en los pormenores metodológicos, quisiera reflexionar sobre como posicionarnos como terapeutas manuales delante de la evidencia y sus “ataduras”. Como ya se ha comentado antes en este blog, las particularidades del abordaje osteopático, desentonan con la rigurosidad procesal del método científico. No obstante es nuestro deber aproximarnos a él, conocerlo, entenderlo y lo más importante adaptarlo a nuestro proceder:

 “No research is osteopathic by itself, the investigator must make it osteopathic by interpreting it in the light of osteopathic philosophy and practice” Patterson 2005

Leer más de esta entrada

Anuncios

Desfiladero Torácico y sus síndromes

El síndrome del desfiladero torácico es bien conocido por la mayoría de terapeutas manuales. Se conocen las causas y existen multitud de herramientas técnicas que se emplean en estos casos. No obstante, si uno entra en el detalle, rápidamente nos damos cuenta que por familiar que nos sean estos síndromes, existen todavía varias lagunas en relación a su diagnóstico y tratamiento. Empezando por hablar de síndromes (en plural) y no de síndrome (en singular). Un vistazo a la literatura nos aconseja hablar cómo mínimo de dos entidades diferenciadas el vTOS (Vascular Thoracic Outlet Syndrome) y el nTOS (Neurological Thoracic Outlet Syndrome). El vTOS puede a su vez dividirse entre arterial y venoso (con afectaciones tanto en arterias y venas subclavias como axilares). La afectación arterial es más común que la venosa y los vTOS son más fáciles de definir, diagnosticar y tratar que los nTOS aunque solo suponen entre el 5% y el 10% de todos los casos. En algunos casos encontramos los dos fenómenos al mismo tiempo (“combined TOS”).

Existe pero una tercera categoría, la más amplia y la que normalmente acude a nuestras consultas que ha recibido distintos nombres: “disputed TOS”, “non-specific nTOS” o “symptomatic TOS (sTOS)”. Emplearemos este último término por ser quizás el más aceptado y se distingue por no presentar unos signos claramente evidentes para su identificación. En relación a la etiología, la literatura también diferencia claramente las compresiones debidas a anormalidades óseas (megatransversas de C7, costilla o banda cervical, tubérculo escaleno engrosado) a traumatismos o a afectaciones más funcionales. Existe consenso en relación a 3 posibles localizaciones compresivas. Las principales son entre el escaleno anterior y el medio, bajo la clavícula en el espacio costoclavicular y en el túnel subcaracoideo. La compresión ocurre cuándo el tamaño y la forma del desfiladero torácico se ve alterada.

Leer más de esta entrada